¿Cómo limpiar quemadores diesel?

Los quemadores diésel o gasoil, así como todo tipo, en el proceso de combustión produce abundante hollín. Esta suciedad no permite que el funcionamiento se dé en el más alto rendimiento. Por tal motivo, la limpieza de la pieza es necesaria, mínimo, una vez al año.

1)   Desconecta la caldera.

2)   Dependiendo del modelo que esté instalado, debes desmontar la carcasa exterior para acceder a la caña del quemador, donde están las tuberías de impulsión y retorno de gasoil.

3)   Deberás soltar los racores de las tuberías que normalmente están conectados a la bomba de la caldera.

4)   En el extremo de este conjunto, encontrarás el primer elemento de limpieza: la cabeza de combustión. Elimina el hollín de todos los elementos de la cabeza de combustión con un paño (inyectores, disco difusor y electrodos de encendido).

5)   El segundo elemento es la fotocelda para lo que se extrae el dispositivo de su alojamiento y se le pasa un papel de celulosa.

6)   El último es la bomba de gasoil. Para ese se debe desmontar la carcasa exterior y acceder al filtro para limpiarlo de impurezas.

7)   Se encontrarán dos filtros: el interno de la bomba (de difícil acceso) y el de la instalación que conduce el gasoil al quemador. Este último no forma parte del quemador pero es muy importante limpiarlo o sustituirlo cada año.

Una vez que se decide hacer la limpieza, es importante considerar la limpieza del hogar de la caldera y los tubos de humos. Así el sistema disfrutará de una limpieza completa y evitarás ensuciar de nuevo el quemador.

 

Quemadores a gas Riello

En la industria, se encuentran diferentes tipos de quemadores que se utilizan en procesos de combustión. Existen quemadores a gas de baja, mediana y alta potencia; estos pueden funcionar con ventilación natural o forzada y con alta o baja presión. Todos los quemadores cuentan con características diferentes que se adaptan a las diversas necesidades de cada cliente. En Riello, podemos encontrar una amplia gama de quemadores para muchos sectores industriales y manufactureros, ya sean para fundición, torrefacción, hornos, calentamiento de agua, etcétera.

Los quemadores Riello, como cualquier otro quemador, cumple la función de mezclar combustible con aire u oxígeno para generar combustión, pero la diferencia a otros productores, es que estos cuentan con sistemas innovadores que optan por procesos más eficientes, lo que resulta en un gran beneficio para las empresas y el medio ambiente. Aunado a esto, en Thermal Combustion como distribuidor de Riello, proveemos soluciones compactas y servicios especializados que ayudarán a que la calidad de los quemadores permanezca en su estado más óptimo.

 

Quemadores modulantes

Los quemadores modulantes se caracterizan por hacer variaciones en el rango de fuego que utilizan. Esta actividad se basa en la demanda que realiza la caldera dentro de la capacidad del quemador. Su funcionamiento radica en que cada vez que éste se apaga y vuelve a encenderse, el sistema necesita purgarse. Dicha purga se realiza al suministrar aire frío a través de todos los pasajes de la caldera.

Una modulación completa permite que la caldera se mantenga encendida a toda su capacidad. Esto maximiza su eficiencia térmica y reduce los esfuerzos térmicos. Es recomendable para calderas mayores a los 10 000 kg vapor/hora.

Es de suma importancia que, al momento de su instalación se observen los procedimientos de seguridad y que el equipo se mantenga en buen estado. Thermal Combustion ofrece aproximadamente 28 tipos de quemadores modulantes de la marca Riello para variedad de opciones del consumidor.

Riello: Quemadores On-Off

Los quemadores on-off cuentan con el más sencillo de los sistemas de control. Las dos principales ventajas que tienen son la simplicidad y un precio más asequible. Su funcionamiento es que la caldera arranca al máximo de su potencial hasta llegar a la temperatura deseada (ON). Para cuando la temperatura programada es alcanzada  se detiene (OFF).

Thermal Combustion ofrece la línea RS/1 de Riello que cubre un rango de 70 a 550 kW. Se utilizan en calderas de temperatura baja o media; de aire caliente o de vapor y de aceite diatérmico. Asimismo, cuentan con un microprocesador que señala el proceso operativo y diagnostica las causas de las posibles fallas.

Por otro lado, el alto rendimiento de los ventiladores y el cabezal de combustión, garantiza la flexibilidad de uso. Además de un excelente funcionamiento a todas las velocidades de encendido.

El diseño exclusivo asegura dimensiones reducidas, un uso sencillo y un buen mantenimiento. Aunado a que existe una amplia gama de accesorios que garantizan una gran flexibilidad de trabajo. Elementos que representan una excelente elección para la seguridad y la eficiencia del proceso.

¿Cómo funcionan los quemadores duales?

El esquema natural de las empresas con quemadores duales es contar con un depósito de combustible líquido. Su uso comienza cuando el suministro de gas se interrumpe. Este proceso de cambio entre combustible gaseoso y líquido debe ser casi inmediato. La rapidez en la modificación disminuye la afectación al proceso productivo o de servicio.

La variación de la forma de uso del combustible sigue un proceso:

  1. Cierre de la línea de suministro de gas.
  2. Apertura del suministro de combustible líquido.
  3. Dentro del control del quemador hay una opción de “combustible líquido” que cambia los parámetros del suministro de aire de combustión.
  4. Purga y encendido de la caldera.

El tiempo de aplicación de este cambio es corto. En algunas ocasiones, las empresas pueden realizarlo periódicamente para que su personal se familiarice con el quemador dual. Así como para verificar el correcto funcionamiento del mismo.

Refacciones Riello

Thermal Combustion reúne las mejores marcas, entre ellas las refacciones Riello, con el fin de ofrecer una alta gama de productos contando con un gran inventario disponible físicamente que permite surtir la demanda del cliente, reduciendo el tiempo de espera, sobre ciertos productos de manera inmediata.

Una característica definitoria de la empresa es el tiempo de entrega puntual y en forma que se conjunta con una asesoría técnica personalizada donde el cliente tiene la oportunidad de apoyarse para detectar de manera específica las necesidades que le han surgido y tener en sus manos la posibilidad de escuchar una recomendación acerca de cuál puede ser el equipo más adecuado que le genere seguridad y confianza en el desarrollo de su proceso productivo.

La empresa tiene la conciencia de protección, conservación y sostenibilidad del medio ambiente por lo que sus productos ofrecen tanto eficiencia como eficacia de funcionamiento al reducir: las emisiones de CO2 y los costos energéticos debido a la calibración y mantenimiento de las piezas entregadas al consumidor.

En este repertorio de productos encontramos las refacciones Riello, las cuales se enfocan, principalmente, en el mercado de quemadores industriales (a gas, diésel, duales y otras capacidades) en sus diferentes categorías permitiendo una amplia gama de opciones para el cliente que otorgan la seguridad y confianza suficiente de protección a su proceso así como de seriedad, eficacia, responsabilidad y compromiso con sus ventas.

Quemadores a diésel Riello PRESS G

En diversas industrias existen procesos que requieren de determinada cantidad de calor para su funcionamiento y finalidad.  Estos procesos sirven para calentar, fundir, realizar tratamientos térmicos, etcétera.

Hoy en día la forma más eficiente de obtener y suministrar dicho calor, es por medio de combustibles fósiles como gas natural, gas LP o diésel. Éstos pueden ser quemados en equipos especializados. Los quemadores a diésel Riello, existen en diferentes versiones y son equipos que garantizan una combustión eficiente.

La serie de quemadores PRESS G, está diseñada para su uso en instalaciones de dimensiones promedio, como áreas de construcción, grandes grupos de apartamentos o para su uso industrial en plantas pequeñas o medianas. La forma de operación de este tipo de quemadores es de dos etapas; estos vienen equipados con una caja de control de seguridad del quemador que mediante un microprocesador proporciona indicaciones del funcionamiento y diagnósticos sobre las fallas.

La característica principal de estos quemadores es su confiabilidad, ya que su construcción es simple y fuerte, y permite el funcionamiento sin intervenciones de mantenimiento particular. Esto se logra a través un sistema de mantenimiento simplificado de barra corrediza, que permite el fácil acceso a todos los componentes esenciales del cabezal de combustión, lo que garantiza una intervención rápida y sencilla.

Gas natural en los hogares

En la actualidad, miles de personas cuentan con quemadores a gas en sus hogares, y estos funcionan con un servicio de gas estacionario o en cilindros; sin embargo, una alternativa mucho más económica y eficiente para los quemadores, es la del abastecimiento de gas natural.

El gas natural es un combustible, cuya composición principal es el metano y que también contiene una cantidad variada de hidrocarburos como etano, butano o propano, etcétera.  Este se extrae de yacimientos naturales que se encuentran en el subsuelo; aunque también puede obtenerse en menor cantidad a base de compostas. Además de que este tipo de gas no requiere ninguna transformación también puede usarse casi sin necesidad de someterlo a tratamientos previos. Es la energía fósil más amigable con el medio ambiente y con un mejor rendimiento energético.

Tanto el gas LP (licuado del petróleo), como el gas natural,  son combustibles que se pueden utilizar en casa, ya sea para cocinar o calentar agua. La forma de venta al público del gas natural es con instalaciones que llevan el producto en ductos y tuberías hasta el hogar, y entre las principales ventajas que este tipo de gas tiene, se encuentra su bajo costo y que al ser un producto ligero, las posibles fugas se disipan rápidamente en la atmósfera, lo cual lo convierte en una opción mucho más segura y económica al gas convencional.